¿Qué es Cáritas?
Boletín 'Puertas Abiertas'
Suscripción Digital
últimas Noticias
áreas
Organización
Campañas
Memorias
Documentos - Bibliografía
Enlaces de Interés
Correo Electrónico
Hazte Socio
Artículo: Puertas Abiertas Noviembre 2004 - Editorial Cáritas Parroquiales
?Aquí no hay pobres?
Es una de las primeras afirmaciones que se escuchan cuando se pretende iniciar una Cáritas Parroquial como si la existencia o no de Cáritas, dependiera del número de personas empobrecidas que vivan en la Parroquia. Por una parte, se identifica la Pobreza con la carencia de dinero y de recursos materiales y, por otra, se reduce la tarea de Cáritas al ámbito exclusivo de la Parroquia. Tampoco está condicionada la constitución de una Cáritas Parroquial a la sensibilidad social del sacerdote o de un grupo de fieles que intenta luchar contra la marginación y la exclusión de algunas personas. Ni nacen para recordar a las Administraciones Públicas la obligación que tienen de cumplir lo exigido en la Constitución para todos los ciudadanos: vivienda digna, trabajo para todos, ... Es cierto, que sin haber Cáritas se hace mucha Caridad en las parroquias: muchas personas ?como buenos samaritanos- visitan y cuidan a los enfermos, se preocupan de los inmigrantes, ayudan a sus vecinos, ... pero de un modo aislado. La razón de ser de Cáritas Parroquial o Arciprestal (u otros grupos similares) está en la razón de ser de la Iglesia, que ha nacido para anunciar el Evangelio. Y que lleva a cabo esta misión mediante la catequesis ? formación, la celebración y lo que hace coherente ambas cosas: el servicio a los más pobres. Cáritas hace visible lo que se enseña en la Catequesis y lo que celebra la Liturgia: el amor a Dios y el amor de Dios en el amor a los hermanos. La existencia de un grupo que, en nombre de la Comunidad, haga patente y efectiva y de una manera organizada el servicio a los más pobres, no es algo opcional. Es ineludible pues hace que el mensaje de Jesús no se quede sólo en palabras o ritos sino que se traduzca en vida. Aunque no hubiera personas marginadas, excluidas, solas, maltratadas, transeúntes, enfermos, ... en la Comunidad Parroquial, tendría que existir un grupo que animara a dicha comunidad a compartir sus bienes con otros hermanos necesitados, aunque vivan más allá de la sombra proyectada por la torre parroquial.
19-04-2005 | Enviar
VolverImprimirEnviar
Cáritas Diocesana de Teruel [http://www.caritasteruel.org]
Web Realizada por Iternova S.L. - Copyright 2004 - http://www.maxterinnovaction.com