¿Qué es Cáritas?
Boletín 'Puertas Abiertas'
Suscripción Digital
últimas Noticias
áreas
Organización
Campañas
Memorias
Documentos - Bibliografía
Enlaces de Interés
Correo Electrónico
Hazte Socio
Artículo: Puertas Abiertas Diciembre 2004 - Felicitación Navidad
PUERTAS ABIERTAS... ˇTAMBIéN EN NAVIDAD!
Reflexión leída en la celebración del Día del Voluntario - Diciembre 2004
Cerca de Navidad, quién más quién menos, monta un Belén en su casa. Esta tarde, en la casa de Cáritas, que es la casa de todos, los voluntarios vamos a montar el nuestro. Lo primero que hemos de hacer es subir al trastero, localizar las casas, el portal, las figuras desfiguradas y ocultas entre las alfombras, las maletas y las cosas inútiles que hemos amontonado a lo largo del año. Les quitamos el polvo, las limpiamos, reparamos las que están deterioradas y las ponemos de pie, que se sostengan por sí mismas. Todo un símbolo. La labor de un voluntario de Cáritas es buscar en los desvanes de la vida a las personas que han quedado aparcadas, almacenadas o rotas; recuperarlas y ponerlas de pie, es decir, devolverles su dignidad. Pondremos las montañas en su sitio. Harinaremos los caminos y dibujaremos con papel de plata el cauce del río. Plantaremos palmeras, construiremos casa, el palacio. Tendremos mucho cuidado en poner el portal fuera de la ciudad, más allá de sus murallas, porque no olvidamos que esta historia transcurre entre los excluidos de la ciudad. Sin saber cómo, nos damos cuenta que este Belén se parece mucho a Teruel. Sólo nos queda colocar los personajes. Y aquí entramos de lleno nosotros, los voluntarios. Un Belén sin Jesús no tiene sentido. Podríamos prescindir de los Magos, los pastores, de los ángeles incluso. De Jesús, el niño ˇNO!. Un niño ?ayer más que hoy- es el más indefenso de los seres. No se vale por sí mismo. Necesita, para vivir, del amor de los padres: que lo arropen, lo alimenten, lo rodeen de cariño y lo acompañen hasta que se haga mayor. Un niño es la personificación de un pobre. En este Belén, el niño ?frágil, vulnerable, débil...- es el protagonista. El que concita todas las atenciones, el que centra todas las miradas, al que se acude desde todos los programas. No hay que perder nunca de vista al niño. Si desviamos la mirada hacia otros protagonistas de este Belén, este Belén no tiene sentido y habremos montado un belén, con minúscula. Esta el voluntario MARíA Y JOSé. Sois todos vosotros. El voluntario maría-josé esta muy cerca del niño. Lo respeta, aunque haya alguna vez que no lo entienda y pregunte: ?¿por qué nos has hecho esto?; mira cómo nos hemos portado contigo: hemos dejado parte de nuestro tiempo, nuestro hogar, nuestros amigos y nuestras diversiones por estar contigo... y tú has reaccionado de una manera inesperada?. Lo pregunta una vez. Luego, se da cuenta que el niño, el indefenso, el vulnerado o vulnerable tiene que hacer su propia vida. Lejos del voluntario maría-josé. El voluntario maría-josé se complementa: una se preocupa de la atención primaria y el otro de la integración: le busca trabajo o le acompaña en el taller enseñándole el oficio. El voluntario maría-josé es callado, discreto, respetuoso. Pasa desapercibido. Diría como Juan:?conviene que él crezca?. Todo lo más que hace es guardar el nombre y el rostro en su corazón.. ˇAh! Y dejarse afectar por el niño, aunque esto no lo diga el Manual del Buen Voluntario. No hay muchos, pero de vez en cuando, en este Belén del voluntario se puede colar el voluntario FIGURITA. Sólo hace que figurar, aparentar. Como todas figuras, está quieta, inmóvil. No hace nada, pero aparece en todos los programas. Cuando se le pide una colaboración, siempre tiene otro proyecto más importante al que echar una mano. No hace nada. Sí hace, molesta. El PASTOR SOLITARIO suele encontrarse cerca del portal. Va bien equipado de SU corderillo y SU requesón. Lo quiere llevar él solo porque piensa que los otros no saben bien el camino y porque quiere llegar el primero. Deja sus presentes al niño y se marcha para nunca más volver. Y piensa: ?Mejor este donativo, esta gala benéfica, este telemaratón que nada?. El voluntario que pertenece al GREMIO DE LOS PASTORES, antes de emprender el camino del portal, se junta con todos, expresa su opinión sobre qué puede ser lo mejor para el niño, aporta sus iniciativas, comparte lo que tiene: su tiempo, su lana, sus ovejas... y se acomoda a lo que pueda decir el RABADáN, el jefe de los pastores que sabe más y conoce mejor el camino de ida y vuelta al niño. A este voluntario no le importa compartir el camino con otras cuadrillas de pastores. El voluntario áNGEL se encarga de la sensibilización y de dar la lata a los somdormidos habitantes de la ciudad. No habla de lo que él hace, sino que indica por activa y por pasiva dónde está el niño y cuáles son sus necesidades. El voluntario ángel sabe que lo tiene crudo porque los habitantes de la ciudad, que están muy bien acomodados, prefieren escuchar otras músicas celestiales y cambian de canal para que no se les indigeste la comida. Pero el voluntario ángel no se desanima y organiza otros grupos de ángeles que sigan incordiando. Las LAVANDERAS, junto con las COSTURERAS y los CARPINTEROS son importantes en este Belén. Se encargan de que al niño no le falte nunca ropa limpia ni un juguete de madera. En su río, siempre hay peces que brincan y bailan de alegría y el romero donde tienden la ropa siempre está floreciendo. Son conscientes de que reutilizar la ropa es vital; pero es mucho más vital recuperar a otras aprendizas de lavanderas o costureras. Aprovechan todo y con el algodón que les sobra, hacen trapos para el taller de Eleazar. Entre tijeretazo y tijeretazo, hablan con los amigos que les ayudan a hacer las pacas. En la carpintería, saben que tienen que hacer cunas, pero también barcas y cruces que el niño, el indefenso, usará un día. Los Magos de este Belén, son los extranjeros, los inmigrantes. Los PAJES, los voluntarios. Se encargan de acompañarles e indicarles el camino correcto. Valoran los regalos que traen: su cultura, sus lenguas extrañas, sus costumbres. Les ayudan a distinguir entre todas las estrellas, la que conduce a la nueva vida. La POSADA está casi siempre llena. Aunque no llevaran el VALE del Ayuntamiento, hubieran acogido a aquella familia esa noche. Pero no cabía un alfiler. Y, además, -aunque los posaderos no lo sabían- aquel niño tenía que nacer fuera de la ciudad para que todos los excluidos pudieran sentir su calor, ver su estrella y sentirse especialmente queridos por él, un excluido más. Un Donnadie que hace a todos Donalguien. También está la TABERNA del pueblo. Es un lugar muy concurrido. Le llaman ?El Corte Galileo? porque, además de poleo, manzanilla y café...., ponen a la venta ?a precios muy asequibles, todo hay que decirlo- calzado y ropa de primera calidad. Se respira calor fraterno en esta taberna. Las voluntarias taberneras se esmeran para que todo el que entre, se encuentre como en su casa. La ESCUELA/SINAGOGA de este Belén está poblada de adolescentes y niños. Hay una diferencia notable con el resto de belenes: los rabinos son rabinas. Casi todas. Mediante mil estrategias enseñan el arameo y otros conocimientos más prácticos a los alumnos. El PUEBLO de Belén, de nuestro Belén, anda revuelto. Han venido gente de Jerusalén que les está llenando la cabeza y el corazón de ilusión y proyectos. Hicieron preguntas y elaboraron un Plan por el que ?dicen y se lo creen- Belén tiene futuro. En Belén ? que significa ?la casa del pan?- se va a montar una industria agroalimentaria: ?Magdalenas María? y ?Galletas Moisés?, que no se atragantan. Con estas fábricas y el turismo, se va a revitalizar no sólo el pueblo sino la comarca. También está una pequeña entidad bancaria: Banco de Judea. Los que trabajan en esta Caja son poco judíos, porque todo lo que recaudan lo invierten en temas sociales. De tal manera, que si no fuera por ella ni la escuela, ni la taberna, ni la futura industria, ni la posada, ni los pastores o carpinteros o lavanderas-costureras podrían realizar sus planes. Naturalmente en nuestro Belén también puede estar el CAGóN que todo lo c., el PESCADOR que viene a pescar una recomendación o HERODES que es el voluntario que no quiere implicarse ni complicar su vida. Pero estos voluntarios no están aquí. Es Belén. Nuestro Belén. Distinto a otros belenes porque es el de los/las voluntarios/as de Cáritas. Es un Belén que se parece a Teruel. Este Belén estaría incompleto, si le faltas tú. FELIZ NAVIDAD... ˇTAMBIéN EN NAVIDAD!
19-04-2005 | Enviar
VolverImprimirEnviar
Cáritas Diocesana de Teruel [http://www.caritasteruel.org]
Web Realizada por Iternova S.L. - Copyright © 2004 - http://www.maxterinnovaction.com