¿Qué es Cáritas?
Boletín 'Puertas Abiertas'
Suscripción Digital
últimas Noticias
áreas
Organización
Campañas
Memorias
Documentos - Bibliografía
Enlaces de Interés
Correo Electrónico
Hazte Socio
Artículo: Puertas Abiertas Abril 2005 - No había habitación para ellos
“NO HABíA HABITACIóN PARA ELLOS” (Lc. 2,7)


Para otros, sí

Pero ellos no eran de los nuestros. Venían de la “Galilea de los extranjeros”. Gente distinta, con otras costumbres. “No hay habitación”.

Para otros, sí

Pero ellos no eran de fiar. Tenían un aspecto cansado y polvoriento. Ensuciarían todo y habría que lavarlo. “Lo sentimos”.

Para otros, sí

Pero ellos no traían ninguna recomendación, ningún papel. Nadie daba la cara por ellos. “Está todo ocupado”.

Para otros, sí

Pero ellos… Bueno, sobre todo, ella… Era un problema. El embarazo estaba muy adelantado. Además de la habitación tendríamos que ocuparnos del parto. Otro lío. “Es mejor que busquen otro sitio”.

Para otros, sí

Pero ellos eran pobres. No hacía falta ser muy inteligente para descubrirlo: su ropa, su apariencia… ¿tendrían suficiente dinero para pagar la estancia?. “Fuera”.

Para otros, sí

Pero ellos eran dos… de momento. Luego vendrían los familiares, los amigos, los amigos de los amigos…Tememos que nos echen de nuestra posada. “A la calle!. ¿No ven que molestan?”.

Para otros, sí

Pero ellos parecían pacíficos. No nos montarán ninguna manifestación, no vociferarán, no saldrán en los periódicos. Mejor. “Por favor, márchense. Aquí no pueden estar”.

Hoy como ayer se repite la misma escena

Los mismos personajes, las mismas respuestas, los mismos miedos, las mismas prevenciones, los mismos gestos, las mismas miradas. Todo igual.

Desde los proyectos de Atención Primaria e Inserción de Cáritas hacemos una llamada a los cristianos que disponen de pisos para alquilar. Cristianos, seguidores de Jesús que no tenía donde reclinar la cabeza, que nació fuera del pueblo porque “no había sitio para ellos”, que pidió prestado un piso -“el piso de Fulano” (Mt. 26,18)- para poder quedarse todos los días con nosotros; que lo enterraron en un sepulcro que no era suyo.

Desde Cáritas estamos dispuestos a acompañar a los que, como “ellos”, piden posada. Para que ninguna de las dos partes, alquiladores y alquilados, salga perjudicada.

¿Y las Administraciones Públicas?
01-06-2005 | Enviar
VolverImprimirEnviar
Cáritas Diocesana de Teruel [http://www.caritasteruel.org]
Web Realizada por Iternova S.L. - Copyright 2004 - http://www.maxterinnovaction.com